VIVIR DE LAS RENTAS

Estrategias de inversión de los realmente ricos

Vivir de rentas es un concepto que atrae. Quien más, quien menos, ha soñado con l “sueldo de Nescafé”. Con unos ingresos que permitan no tener que trabajar más.
Pero pocos son los que se toman en serio la búsqueda de su libertad financiera. Muy pocos se plantean copiar las estrategias de los ricos y construir fuentes de ingresos pasivos. Unos ingresos que no dependan del tiempo dedicado a trabajar.
La realidad es que dejar de cambiar tiempo por dinero está al alcance de todos. Por supuesto, esto no va a ocurrir de la noche a la mañana. Pero con una estrategia bien diseñada, esfuerzo, inversión y unos cuantos años por delante, es posible vivir de rentas.
En este ebook te explico algunas estrategias usadas por los realmente ricos. Quienes no necesitan trabajar e ingresan de manera automática más dinero del que pueden gastar.

La inversión más antigua del mundo
Propiedades. Activos Inmobiliarios. Bienes Raíces. Real estate. Rental property.
Distintos nombres para una de las inversiones más antiguas de la historia: Comprar una propiedad y cobrar alquileres.
Es simple y quizá por eso haya sido la inversión predilecta de las mayores fortunas de la historia. Por ejemplo, Amancio Ortega. Conocido sobre todo por ser fundador de Inditex y una de las 3 personas más ricas del mundo. Comenzó a invertir en el mercado inmobiliario en 2002 y ahora es uno de los mayores “caseros” del mundo (su cartera inmobiliaria está valorada en más de 7.000 millones de euros). Empresas como Apple, Tiffany, Gucci o Primark son sus inquilinas…

¿Son las hamburguesas el verdadero negocio de McDonald’s? ¿O es el inmobilario?

Aunque todos tenemos en la cabeza que McDonald’s tiene su negocio en la venta de comida rápida, si examinamos su modelo de negocio, realmente nos damos cuenta de que su verdadero negocio es otro: EL INMOBILIARIO.
Cuando McDonald´s quiere abrir un nuevo restaurante, la compañía suele comprar el local que después alquila al franquiciado. McDonald´s construye el restaurante, un Drive-Thru si es posible, la zona de aparcamiento y lo decora con sus mesas características. Posteriormente lo cede al franquiciado a cambio de un alquiler mensual. Y ése, además de un % de las ventas, es su principal ingreso. Su verdadero negocio.

El pequeño inversor también puede.

Sé lo que estás pensando: “soy una persona normal, un pequeño inversor, no puedo comprar un edificio o un hotel como hacen los millonarios”.
Y no hace falta.

Mitos de la inversión inmobiliaria en España Antes de empezar a comprar pisos para después alquilar, estaba contaminado por una serie de mitos o creencias acerca de la inversión inmobiliaria en España:

Mito 1: “No puedo permitirme comprar pisos. No existen pisos por menos de 100.000 o 200.000 € “ Éste era uno de mis miedos. Que el valor de los pisos fuese alto y no me lo pudiese permitir (ni siquiera con hipoteca). Pero una vez cambié la mentalidad, descubrí que la inversión óptima suele ser un piso de unos 50.000-70.000€. Y además, una vez encuentras al banquero/banco que entiende tu estrategia, están encantados de financiar la creación de tu patrimonio inmobiliario.

Mito 2: “La ubicación es lo más importante.” Muchos de mis amigos me repetían este consejo una y otra vez. Claro que estos amigos nunca habían invertido. Curiosa paradoja, ¿verdad?
Mi conclusión, después de mucho investigar y de invertir, es que la ubicación no importa tanto. Lo que importa realmente es que la propiedad se pueda alquilar (haya demanda) por un precio suficiente para cumplir con tu rentabilidad esperada.

Mito 3: “Debes comprar un piso en el que tú mismo vivirías.” En mi experiencia, esto es un error importante. Un piso para alquilar debe, ante todo, ser rentable. No tiene que gustarte a ti.
En mi opinión, las viviendas más rentables suelen estar en un barrio trabajador, en un edificio pequeño, sin ascensor, y tienen 50-70m2 y 2-3 dormitorios. Probablemente no es el tipo de vivienda donde yo viviría. Y sin embargo sí invierto en ella y es bastante rentable.

Mito 4: “Invertir en inmuebles es arriesgado” Yo suelo decir que el riesgo está más en el inversor que en la inversión. Te pongo un ejemplo gráfico: ¿es un bisturí peligroso (arriesgado)? Pues depende: en mis manos, desde luego que sí. Sin embargo en manos de un cirujano, es de todo menos peligroso. Sirve para salvar vidas.
Salvando las distancias, con la inversión inmobiliaria ocurre algo similar. Para quien sabe lo que hace, se ha formado, cubre sus riesgos y sigue una estrategia, no tiene más riesgo que otras inversiones.
De todas formas, es importante recordar que cualquier inversión conlleva riesgos. Y por eso precisamente genera rentabilidad. No hay rentabilidad sin riesgo.
El juego está en saber gestionar ese riesgo y situarte en la parte de la curva (a mayor riesgo, mayor rentabilidad) donde te encuentres cómodo.

 

Mito 5: “Gestionar inquilinos es tedioso” Es cierto que gestionar viviendas en alquiler no es un negocio 100% pasivo. De hecho, ahora que están de moda los “ingresos pasivos” o el movimiento FIRE, aprovecho para dar mi opinión.
Pienso que los ingresos 100% pasivos son algo difícil de conseguir.
Pero eso no quiere decir que deba dejar mi trabajo para poder encargarme de atender a los inquilinos.
Por darte datos reales, gestiono 16 propiedades y recibo un par de llamadas al mes, y dedico menos de 20 minutos al mes. Así que desde mi punto de vista, es un mito que gestionar problemas de los inquilinos sea algo tedioso y laborioso.
Me inclino a pensar que si se elige bien al inquilino y se tiene un seguro del hogar (no cuesta más de 100€/año), no deberías dedicar más de 1h al año por cada inmueble.

 

6) Mito 6: “El banco no me financiará” Si algo he aprendido en los últimos años es que, si quieres algo de verdad, y perseveras, es muy probable que lo consigas.
Es cierto que la banca todavía está temblando por las pérdidas derivadas del estallido de la crisis (2007-2013).
Ya no abre el grifo de la financiación a cualquiera. Necesita más garantías y financia un menor porcentaje del valor de compra (o tasación) de la vivienda.
Pero esa es la teoría.

Vamos por partes:

1) ¿En cuántos bancos has preguntado? Hay más de 200 bancos en España… 2) Además de por préstamos hipotecarios, ¿has preguntado por otras opciones? Opciones que puedan sustituir o complementar (por ejemplo para llegar al 100% de financiación). Hipoteca doble, préstamo personal, préstamo “pignorando” (dejando en garantía) una cartera de acciones/fondos de inversión/plan de pensiones… 3) ¿Has explicado y demostrado que los ingresos que generas por el alquiler cubren más del doble de lo que pagarías de cuota mensual?
Si no lo has hecho, ya sabes por dónde empezar!

 

El dinero de otros o deuda buena Algunas personas escuchan la palabra “deuda” y se ponen nerviosas. Puedes ver en su cara la incomodidad que les genera.
Hasta cierto punto, es normal. La deuda se asocia a problemas financieros y a pobreza. Sin embargo, este ebook trata sobre las estrategias de los ricos. Y, nos guste o no, los ricos utilizan deuda. También llamada apalancamiento o deuda buena.

Y las propias empresas multinacionales crecen gracias a la deuda (por ejemplo, Telefónica e Iberdrola suman 80.000 millones de euros en deuda). Siempre que la rentabilidad que consigan esté por encima del interés al que pagan la deuda, es un buen negocio.

Deuda Buena vs Deuda Mala: La deuda mala (a evitar) es la que sirve para pagar caprichos, para financiar consumo. Es decir, el crédito rápido para pagar las vacaciones o una nueva TV. O el préstamo del coche. Supone endeudarse para gastar.
Supone, en palabras de Robert Kiyosaki, permanecer en la carrera de la rata:

 

IMAGEN DE LA RATA

 

 

Puede que tengas miedo a la deuda, incluso a la buena. No pasa nada. También puedes invertir en inmuebles, aunque lógicamente de forma más lenta.
La deuda buena es la utilizada para financiar inversiones. Por ejemplo, la compra de una vivienda con hipoteca (con el dinero del banco) para después alquilar. Y con los ingresos generados, pagar la cuota (tanto intereses como devolución del capital).
Con la idea de “que la inversión se pague sola”.
Es la esencia pura del capitalismo: alguien crea un negocio (con su dinero o con el de otros), dedica tiempo y energía (en el caso de un inmueble, poco) y genera un beneficio (con un riesgo, por supuesto).

 

¿Qué rentabilidad se puede obtener? En mis últimas operaciones, estoy obteniendo alrededor de un 8-9% de rentabilidad bruta (ingresos/valor total de compra, incluyendo gastos y comisión). En neto, descontando todos los gastos (comunidad, IBI, seguro de hogar y de impago e impuestos) en torno a un 5%.
Esto sin contar con la revalorización de la vivienda. Que dicho sea de paso, no me importa mucho, porque mi negocio está en el alquiler. No pienso en vender el activo. Eso sería especular y no se me da bien.
Lectores y alumnos de varias ciudades de España (Madrid, Barcelona, Valencia, Pamplona, Zaragoza…) siguiendo una estrategia similar a la mía me hablan de cifras similares… ¿Qué rentabilidad debes buscar? Ésta es la fórmula que utilizo para calcular la rentabilidad que exijo a una inversión:
Perfil de riesgo: – Conservador – 1% – Medio – 2% – Arriesgado – 3%
Calidad del inmueble: – Alta – 1% – Media – 2% – Baja – 3%
Rentabilidad exigida bruta = Inflación + 1-3% (Calidad inmueble) + 1-3% (Perfil Riesgo) + *si reformas: añade +1-2%*
¿Cuánto dinero se necesita para empezar? Esta es sin duda la pregunta que más me hacen los lectores/alumnos.
Si piensas como el 95% de la población, entonces crees que un piso cuesta 200.000€ y que necesitas como mínimo un 20% del valor (la parte que el banco no financia) + un 10% para los gastos de compra.
Sin embargo, si abres tu mente, eliminas prejuicios y buscas más allá, verás que puedes invertir en pisos de 60.000-80.000€. Y que si hiciera falta, puedes conseguir el 100% de financiación.
Aunque lo ideal es contar con un pequeño colchón para empezar. Dinero necesario= Valor de la vivienda (incluyendo gastos) x 30%
Para una vivienda de 60.000€, necesitarías tener 18.000€. ALTERNATIVA Si no dispones de ahorros, tranquilo, durante el Curso Gratuito “El Juego Inmobiliario” te explicaré alternativas para poder invertir sin poner dinero de tu bolsillo. ¿Cuál es la estrategia de inversión? ¿En qué tipo de viviendas invierto?
La estrategia que a mí me funciona nace a partir de los dos primeros conceptos que me explicaron en la carrera de Economía: la oferta y la demanda.

En cualquier mercado, el cruce entre oferta y demanda, genera un precio de equilibrio.

Si sube la demanda y la oferta no la acompaña, el precio sube. Y viceversa.
Y comprender esto es clave para lo que viene a continuación.
El mercado del alquiler es un mercado más. Hay ofertantes (nosotros: inversores que ofrecemos nuestras viviendas) y demandantes (posibles inquilinos: jóvenes emancipados, parejas jóvenes, familias trabajadoras que no quieren/pueden comprar su casa…).
Y como ofertantes, competimos contra el resto de inversores, que también quieren alquilar su piso.
La estrategia, por tanto, está en invertir en pisos alquilables. Pisos que sean atractivos para un inquilino, ya sea por calidad (exterior, zona, electrodomésticos), por cantidad (más m2 o habitaciones) o precio (más barato que el resto).
Y por supuesto, deben ser inversiones rentables. La pregunta más importante y fácil de contestar es ¿por cuánto se alquilará esta vivienda que me planteo comprar?
Con estos dos datos… 1) Precio total de la inversión: valor de compra, gastos de compra (Impuesto Transmisiones Patrimoniales + Notario + Registro: aprox un 10% del valor de compra), comisión (si hay una agencia intermediaria) y lavado de cara (si es necesario) 2) Precio de alquiler de esa vivienda en concreto
… y con la fórmula que te he dado antes, sabrás rápidamente si es interesante invertir o no.
En mi experiencia, los pisos más rentables están en barrios normales, trabajadores. No en la mejor zona de la ciudad pero que no tenga problemas. En cuanto a tipo de vivienda: de 50-70m2, con 2/3 habitaciones, en una pequeña pero tranquila comunidad, generalmente sin ascensor.
La perfección es un mito, empieza hoy Si algo me caracteriza y puedes ver en cada página de mi libro Independízate de Papá Estado, es la practicidad. La acción. Pienso que hay demasiada información vacía en internet. Demasiada habladuría. Y por eso yo siempre me enfoco en la práctica.
Por eso he creado el Curso Gratuito “El Juego Inmobiliario”. Son 4 lecciones súper prácticas y directas al grano para enseñarte el método que yo mismo utilizo para vivir de rentas gracias a los alquileres de mis inmuebles.
Es el resultado de mis estudios de Economía en España y en Estados Unidos, de lo que aprendí de los referentes inmobiliarios americanos y, sobre todo, de mi experiencia construyendo un patrimonio de 20 propiedades inmobiliarias.
Atento a tu bandeja de correo electrónico! El curso está disponible sólo unos días porque me interesa que quien quiera aprender lo haga de verdad y no lo deje “para más adelante”.
Te veo pronto!

 

 

 

 

 

 

 

No pierdas oportunidades, mantente informado.

Class aptent taciti sociosqu ad litora torquent per conubia nostra, per inceptos himenaeos. Sed molestie, velit ut eleifend sollicitudin, neque orci tempor nulla, id sagittis nisi ante nec arcu.

Cursos Online Gratuitos

Duis egestas aliquet aliquet. Maecenas erat eros, fringilla et leo eget, viverra pretium nulla. Quisque sed augue tincidunt, posuere dui tempor.

Cursos avanzados de Inversión

Duis egestas aliquet aliquet. Maecenas erat eros, fringilla et leo eget, viverra pretium nulla. Quisque sed augue tincidunt, posuere dui tempor.

Ready to get started?

Get in touch, or create an account

Abrir chat
Hablamos ?